Un vídeo tomado en el CIE de Aluche destapa violencia policial a un inmigrante

Un juzgado de Madrid que investiga el caso ha citado a declarar el próximo 30 de septiembre a dos de los cuatro policías que lo custodiaron.

Después de una inmensa lista de denuncias, informes de ONG o del Defensor del Pueblo sobre las vulneraciones de derechos hacia los extranjeros retenidos en los CIE, por primera vez se hace público un vídeo donde se puede constatar la agresividad de al menos un policía para reducir a un joven al que iban a expulsar a su país.

Los hechos denunciados ocurrieron el 2 de mayo de 2011 en la lavandería del polémico centro de internamiento de extranjeros de Aluche, Madrid. Un joven colombiano , que acabó siendo expulsado días después, pone en conocimiento de una ONG “el maltrato y la violencia” con la que le trataron “los cuatro agentes” de la policía nacional que lo iban a expulsar o al menos sólo uno de ellos , como se ve en las imágenes aportadas en el proceso. Según esta persona le dieron puñetazos, lo cogieron por el cuello, lo maniataron y finalmente lo llevaron a Barajas para ser expulsado en un vuelo regular, custodiado por los agentes, pero que al generarse un gran revuelo en el avión por “las agresiones de los policías”, según este joven, se tuvo que suspender la repatriación prevista para ese 2 de mayo, aunque días después se consumaría.

El vídeo es muy gráfico, se ve a dos agentes de paisano, uno de ellos coge por el cuello al inmigrante, le lanza al menos un puñetazo y después ente los dos agentes lo sacan maniatado de la lavandería del CIE para llevarlo hacia el aeropuerto de Barajas. El joven expulsado describió además una odisea de “golpes y amenazas” tanto en el trayecto al aeropuerto, en el avión y en la vuelta al CIE al no materializarse ese día la deportación. Sin embargo, el caso fue archivado pero un recurso de la Fundación Acción Pro Derechos Humanos ha conseguido que se reabra la causa. Las violaciones de derechos humanos en los CIE han sido reiteradas por muchas organizaciones desde hace años. En particular, las denuncias sobre malos tratos, violencia, o condiciones degradantes en el CIE de Aluche han sido numerosas desde ONG como CEAR, Pueblos Unidos o Ferrocarril Clandestino, además de “la plataforma por el cierre de los CIE”. Sin embargo, no sólo hay informes o denuncias de organizaciones no gubernamentales, instituciones como el Defensor del Pueblo, la Comisión Europea o el comité de prevención de la Tortura de la ONU, el comité de prevención de la Tortura del Consejo de Europa (que visitó los CIE españoles en julio de este año, incluido el de Madrid), ya habían exigido a España un cambio en el modelo de los CIE ante las reiteradas denuncias sobre el trato que se da a los inmigrantes.

La historia del interno 646

El 3 de mayo de 2011, horas después de haber “sufrido el maltrato de los policías”, el interno 646, de nacionalidad colombiana- así firmó la carta manuscrita que entregó a su abogado para denunciar lo sucedido, y a la que ha tenido acceso la SER- este joven describe en 4 folios su versión de los hechos.

“Agentes de paisano me metieron en la lavandería…me amarraron las manos con cinta y después empezaron a darme patadas y puños en la cara y decirme que me iban a llamar a mi país como fuera, que me iban a dar de hostias hasta que me cansara… en el cuarto me rompieron la boca y luego me subieron a la furgoneta”, así describe lo sucedido en el CIE de Aluche antes de emprender el viaje por carretera hacia el Aeropuerto de Barajas. Sin embargo en el vídeo sólo se puede constatar la agresividad de uno de los agentes en la lavandería del CIE.

Ya en el avión, según el denunciante, “me ataron los pies al llegar al aeropuerto, me metieron en el avión, un pasajero me preguntó que me pasaba y le dije que me llevaban a mi país y que no quería irme…entonces el agente me cogió cuello y me ahorcaba, el otro me torcía los dedos casi para partírmelos”. El joven asegura que unas pasajeras intentaron grabar con un teléfono móvil lo sucedido pero que las azafatas se lo impidieron.

Fue el comandante del avión el que tomó la decisión de bajarle del avión debido al revuelo generado. De hecho, tanto el comandante como el sobrecargo están llamados también a declarar a final de mes ante el titular del juzgado de instrucción número 15 de Madrid.

Desde el momento en el que lo bajaron del avión, el joven sigue describiendo “golpes, me tiraron al suelo… la chica agente me cogía el pelo y me metía la cabeza debajo de los asientos de la furgoneta, me pisaba la cabeza… me daban patadas en las piernas…”. Finalmente fueron a un centro de salud y tras la revisión de un médico fue conducido de vuelta al CIE de Aluche. En la carta, insiste en que los agentes le insultaron “me decían hijo de puta” y después” me acusaron de atentado a la autoridad y desobediencia”. El joven asegura en la carta manuscrita entregada al juez que su madre, que ya había adquirido la nacionalidad española, y su hermana, residían en España desde hacía años y que él estaba en España desde inicios de marzo de 2011. Aquella expulsión se suspendió por estos hechos pero finalmente fue expulsado a su país, Colombia, días después.

Según fuentes familiares, este joven fue condenado por una agresión y cumplió condena en nuestro país antes de ser llevado al Centro de Internamiento para su expulsión. Llevaba 12 años viviendo en España y fue deportado porque el juez le abrió una orden de expulsión que le impide además regresar a nuestro país en 5 años. En todo caso, la familia denuncia que no se puede expulsar a nadie “como un animal” y que espera que haga justicia.

Los agentes niegan tajantemente la versión del expulsado

En la declaración de uno de los policías nacionales que se ve en las imágenes vestido de paisano y reduciendo al interno del CIE niega los hechos. El 13 de mayo de 2014 compareció ante el titular del Juzgado de Instrucción número 15 de Madrid y dijo “que en ningún momento” le dijo al inmigrante “que le iban a dar de hostias hasta que se cansara, que en ningún momento se le amenazó y se le lesionó y que procedieron con el protocolo habitual para el traslado de las personas al aeropuerto” para su expulsión a su país de origen. También negó que le ataran los pies o que le dijeran “que le iban a reventar si hablaba o armaba jaleo”, a la vez que explica que para la expulsión de este joven colombiano fueron destinados 4 policías “porque se le había intentado expulsar en 3 o 4 ocasiones”.

Sobre los hechos recogidos en el vídeo, grabado por las cámaras de seguridad del Centro de Internamiento de Aluche, en concreto, por la ubicada en la lavandería, el policía reconoce que hubo “forcejeo antes de salir del CIE hacia Barajas y luego en el avión”. Pero sin embargo niega algo que se ve nítidamente en el vídeo aportado al proceso, dice que no cogió al joven colombiano por el cuello “en ningún momento le coge por el cuello al perjudicado y que la acción que realiza cuando muestra falta de colaboración es sujetarle el pecho pero que en ningún momento asfixió a este señor” y además dice al juez “que lo sucedido en la lavandería fue un incidente leve y que fue mucho más grave lo sucedido en el avión”.

Una versión de los hechos que cambia después de que se le muestra unas imágenes capturadas del vídeo de la lavandería, en ese momento, dice que “al intentar inmovilizarlo le sujetó el cuello para acercarle a la pared” cuando había negado previamente haberlo cogido por el cuello. El policía insiste en que en ningún momento amenazó a este joven ni en la lavandería del CIE ni en el avión.

El policía niega la versión de los hechos de la persona expulsada y le culpa de haber alterado al pasaje del avión en el que iba a ser expulsado “que intentaba echar a sus compatriotas contra la policía, levantando la voz…que en ese momento fue el de máxima tensión, rompiendo los lazos que tenía en las muñecas y que fue en ese momento cuando agredió a uno de los policías” según la versión de este agente ante el juez. Niega además que al expulsado se le dijera “voy a ahorcarte hasta que te mueras” como declaró este joven por escrito. En definitiva el policía en su declaración niega todas las agresiones, incluida la que el inmigrante asegura que sufrió de nuevo cuando iba siendo trasladado de vuelta al CIE al ser bajado del avión al quedar suspendida la repatriación por el revuelo generado dentro del aparato antes del despegue.

Este agente añade en su declaración que fue el joven extranjero el que “afirmó en la lavandería que se iba a dar un cabezazo y que se iba a abrir la cabeza y que les iba a denunciar”.

El segundo agente habla de parte de lesiones del expulsado y de los policías

Otro de los cuatro policías nacionales que participaron en el intento de expulsión del joven colombiano el 2 de mayo de 2011, niega también agresividad o golpes hacia el inmigrante, “que no es cierto que lo apretara del cuello, le torciese los dedos o le dijese que iba a ahorcarle hasta matarle”. También añade que “en la lavandería no ocurrió ningún incidente tales como forcejeos, tirar al suelo o algún forzamiento” según este agente.

El joven queda detenido al bajarse del avión “por la comisión de delito de resistencia y desobediencia, y a pesar de que se niega a ser trasladado al centro médico, la patrulla lo lleva hasta allí y es donde se extiende un parte de lesiones, además de extenderle un parte de lesiones al declarante( a este policía) por las sufridas en el interior del avión”.

A final de este mes, el día 30, otros dos policías nacionales que participaron en el intento de expulsión de este joven el 2 de mayo de 2011, el comandante del vuelo comercial que decidió bajarle del avión y el sobrecargo de ese vuelo declararán ante el titular del juzgado de instrucción número 15 de Madrid que investiga los hechos.

El Ministerio del Interior a la espera de la resolución del caso

Fuentes de Interior han asegurado a la SER que esperan la resolución judicial del caso y que en ningún caso estas agresiones son la práctica habitual que se sigue en los CIE.

Estas mismas fuentes aseguran a la Cadena SER que a partir de la aprobación del reglamento de los CIE la inspección de personal y de los servicios de seguridad que dependen directamente de la Secretaría de Estado de Seguridad, tienen competencia para inspeccionar los centros de internamiento.

El Ministerio de Interior está organizando ya el programa de inspecciones ordinarias que van a ser anuales para que todos los CÍES reciban la visita de los inspectores.

El internamiento en los CIE, cuestionado por el Defensor del Pueblo

Hay que recordar que la estancia irregular de un inmigrante en España no es delito sino una falta administrativa. Cuando al extranjero se le localiza sin su documentación es un juez el que decide si se ordena el internamiento de esta persona en un CIE, tras abrirle una orden de expulsión, y que ese internamiento tiene un plazo máximo de 60 días.

La eficacia de la medida de internamiento para proceder a la expulsión es puesta en duda no sólo por distintas ONG sino por el Mecanismo Nacional de prevención contra la Tortura, condición que desde 2010 ostenta el Defensor del Pueblo. Según los datos de este organismo, sólo el 28 por ciento de los inmigrantes irregulares detenidos en 2013 por infracción a la Ley de Extranjería fueron finalmente repatriados. En números redondos, sólo se marcharon 13.900 de los 49.400 ciudadanos extranjeros arrestados.

Un total de 9.002 inmigrantes fueron privados de libertad el año pasado en alguno de los siete Centros de Internamiento de Extranjeros (CIE) que funcionan en España, y de ellos, el 47,51 por ciento acabaron en libertad porque las autoridades no consiguieron expulsarles del país..

En el informe 2013 del Mecanismo Nacional de Prevención de la Tortura (Defensor del Pueblo), se revela que la Policía Nacional efectuó el año pasado 49.406 detenciones de inmigrantes por infracciones de la Ley de Extranjería, un 17,07% menos que el año anterior. De estas más de 49.400 detenciones, 9.002 personas acabaron ingresando en un centro de internamiento, desde donde sólo se materializó la expulsión de 4.726, “a pesar de que con la medida de internamiento se pretende asegurar la repatriación efectiva del ciudadano extranjero”, tal y como explica el Defensor del Pueblo.

Noticia publicada en http://www.cadenaser.com/sociedad/articulo/video-tomado-cie-aluche-destapa-violencia-policial-inmigrante/csrcsrpor/20140917csrcsrsoc_1/Tes

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s