Mes: agosto 2014

Los CIEs: entre la cárcel y el limbo legal

Policías en el Centro de Internamiento de Aluche, Madrid.

  • Ferrocarril Clandestino y SOS Racismo cuestionan la existencia misma de los Centros de Internamiento para Extranjeros, a los que consideran un medio de “meter miedo” a los inmigrantes irregulares
  • El nuevo Reglamento sobre los CIEs no los dota de mecanismos necesarios para garantizar el ejercicio de los derechos de las personas internas
  • La ONU puso en el foco a estos centros de detención cuando condenó a España en 2012 por la tortura y el racismo implícitos en el trato dado a un interno

(más…)

Comunicado acción urgente sobre el incremento de violencia en Tánger

Los colectivos abajo firmantes mostramos nuestra profunda repulsa y preocupación por la escalada de violencia de las que las personas migrantes y refugiadas están siendo víctimas en la Frontera Sur. En particular, denunciamos las agresiones cometidas contra personas refugiadas y migrantes y contra activistas de derechos humanos en Tánger por parte de personas armadas.

Los días 15 y 16 de agosto, personas armadas con machetes, piedras, palos y armas blancas agredieron a migrantes de origen sursahariano en el barrio Boukhalef de Tánger. Cinco de ellas tuvieron que ser trasladadas al hospital con heridas de arma blanca y al menos tres mujeres fueron agredidas sexualmente, entre ellas la activista de derechos humanos Helena Maleno, quien, según nos consta cuenta con lesiones en el cuello, la espalda y el pecho.

Los hechos se cometieron ante la pasividad de la policía marroquí, quien presenció las agresiones sin intervenir para evitarlas. (más…)

RESPUESTA A LA CIRCULAR 6/2014 sobre criterios para solicitar el ingreso de ciudadanos extranjeros en los centros de internamiento

El ingreso en los CIE, desde la creación de los mismos, se contemplaba como una medida cautelar a efectos de garantizar la expulsión de las personas que se encuentran en situación administrativa irregular. Si bien consideramos que el internamiento se trata de una medida desproporcionada para el fin perseguido, entendemos la emisión de esta Circular como una mera operación de maquillaje:

  • La Circular simplemente vuelve a dejar por escrito lo que debería haberse cumplido durante todo este tiempo. La jurisprudencia constitucional* ya configuró el internamiento como medida excepcional en 1987 y si no se ha cumplido la legalidad hasta ahora no ha sido por falta de una Circular, sino por una absoluta falta de voluntad política e interés en el respeto de los derechos humanos de las personas migradas. La emision de esta Circular supone, por lo tanto, una autoinculpación en toda regla, el reconocimiento de que hasta ahora no se ha cumplido esta legalidad.
  • La Circular explicita cómo durante años se ha internado a personas que de acuerdo con la ley serían no expulsables; mujeres embarazadas, personas enfermas, personas con cuyo país de origen el Estado español no tiene acuerdos de repatriación, personas que pudieran encontrarse en situación de solicitar asilo, personas con hijos, etc. Así, la Circular reconoce que en los 29 años de vigencia de la LOEX miles y miles de personas han sido capturadas e internadas de forma ilegal e ilegítima, aún sabiendo que no iban a ser expulsadas. En otros casos, han terminado siendo expulsadas por un entramado burocrático sordo y ciego a la violación de derechos que produce con su actividad.
  • Los argumentos que motivan la Circular responden exclusivamente a criterios de eficiencia y no a una voluntad real de ampliar las garantías en los procedimientos de internamiento y expulsión reduciendo las situaciones de sufrimiento que suponen. Por un lado se refiere al excesivo número de peticiones de internamiento por parte de la policía que resultan inviables, reconociendo la discrecionalidad imperante hasta ahora en su actuación. Por otro lado, apela a los medios limitados con los que cuentan los centros, constatando que el único criterio de fondo es “aumentar la eficiencia” del internamiento para agilizar las expulsiones forzosas del Estado Español.

(más…)